domingo, 25 de enero de 2015

JETA DE CEMENTO enero 2015

Empezamos el año ampliando los horizontes de esta sección que tanto nos gusta. En esta ocasión, y puesto que traspasamos las fronteras españolas,  les presento los International Jeta de Cemento Awards. En España estamos en los albores de un año con interesantes compromisos electorales que vendrán, a buen seguro, determinados por lo sucedido hoy en las elecciones de Gracia. Las encuestas en aquel país hicieron temblar a Europa durante este principio de 2015. Al parecer, que los griegos empiecen a tomar conciencia plena de la situación molesta, y mucho, y el pánico a que suceda lo mismo en España en las próximas elecciones municipales, incluso  en el sur de Europa con el tiempo, se ha instalado en los feroces neoliberales. Quién sabe lo que pasará en los próximos doce meses con el bipartidismo caciquil español que cree que los partidos de izquierdas son un peligro populista y utópico para la democracia

Lo cierto es que desde los primeros días de este 2015 hemos conocido encuestas sobre la intención de voto de los griegos, y todas arrojaban datos tremendamente favorables a la formación de izquierdas Syriza. Hoy los griegos están dispuestos a confiar el gobierno de la nación a Alexis Tsipras. Independientemente de que este candidato tenga juventud, formación y se haya ganado la confianza del azotado pueblo griego, a los ojos de Europa es un rojo malo en pleno ejercicio de la más peligrosa de las políticas de izquierda radical (así, que da más miedito, aunque el sentido de la palabra radical en griego se aleje del que tiene en español), y su llegada al gobierno heleno supondría la mayor tragedia y catástrofe vivida por Grecia. Y yo me pregunto: ¿más daño aún?

Lo cierto es que en los últimos años la esperanza de vida griega está empezando a bajar, lo que supone un retroceso evidente que atenta contra la tendencia del siglo XX europeo. También la educación ha perdido calidad. De hecho, han sido muchos los centros educativos que han cerrado sus puertas.El paro llegó a cifras dramáticas, y los griegos fueron testigos de un retroceso general que les llevó a pensar que no  hay futuro para ellos. De hecho muchos emigraron, y la tasa de suicidios aumentó para vergüenza de todos los ciudadanos de bien de la Unión Europea. Las políticas de Grecia, dirigidas salvajemente por la Troika a base de chantajes económicos, han llevado a muchos a quitarse la vida. La clase media griega ya no existe, y la sensación de estafa se extiende por todos los ciudadanos como un virus. sin embargo, aseguran que con Syriza todo irá a peor. Hace falta valor.




La señora Merkel ha comenzado una intensa campaña de desprestigio a las políticas de izquierdas que proponen desde Syriza a los griegos. Siente su poder amenazado y, usando la política del miedo, pretende estigmatizar todo aquello que apeste a solución. Asegura que si los griegos depositan su confianza en Tsipras cometerán un error trascendental para su historia, y les amenaza con la salida de Europa. Los griegos han llegado a esta situación gracias al modelo que Merkel protege como un dóberman. Nuestra galardonada muestra muy poco respeto por la soberanía del pueblo  griego al tratar de condicionar su voto, y muy poca responsabilidad política al querer perpetuar un sistema que a todas luces ha llevado a Grecia a tocar fondo. ¿Qué cosas peores les pueden pasar a los griegos? ¿Dónde ven el riesgo en cambiar de signo político? Samaras, al emitir su voto esta mañana, aseguró que hoy los griegos decidirán si siguen hacia delante o si van hacia lo desconocido. ¿Hay alguien que crea que lo desconocido puede ser peor? Además, si el pueblo lo elige será lo correcto, ¿no? ¿No es eso acaso la democracia? Por saltarse las reglas del juego democrático y mostrar pánico de un modo ridículo,  por condicionar y amedrentar al pueblo griego, y por ser cómplice de la situación actual del país heleno, nuestro primer premio del año va para ella, para la señora Merkel. Por cierto, señora: ¡hizo bien en asustarse! No tiene ni un ápice de crédito para la mayoría griega, y no les ha conseguido meter miedo. Son  conscientes de que su modelo apesta, y se lo han dicho bien claro esta noche.  Prefieren su dignidad a las políticas pro austeridad con las que usted reparte riqueza y brindo por ello.

Una cosa más. Pablo Iglesias está pendiente de poder apuntarse el tanto y se arrimará de Tsipras cuanto pueda. Pero no olviden que el éxito de Syriza es el éxito de la Izquierda Europea. No se crean todo lo que sale por la tele, por favor.



No hay comentarios:

Publicar un comentario