martes, 13 de enero de 2015

Aproximación al Quijote III

Damos fin a este apartado con los datos más significativos de la última aventura de Don Quijote. Nada nos gustaría más que haber despertado con esta pequeña sinopsis por entregas el interés de nuevos futuros lectores de Cervantes. Nos consta, por cierto, que está siendo de utilidad a por lo menos una suscriptora que está de lleno con el estudio del Quijote. Eso hará que nos esmeremos más en ser precisos y didácticos. 

3ª SALIDA

Tras conocer al BACHILLER CARRASCO y conversar con él sobre la primera parte del Quijote y su éxito (esta tercera salida se narra en la segunda parte, cuyo aniversario conmemoramos con estas entradas), Don Quijote y su escudero parten por última vez de la aldea. Su primer destino en esta ocasión es El Toboso. Quiere nuestro protagonista obtener "licencia y bendición" de su amada para sus nuevas aventuras. Esto pone en peligro a Sancho, que ve cómo su amo puede descubrir el anterior engaño con respecto a Dulcinea. Al ver pasar unas labradoras, y a sabiendas de la locura de Don Quijote, decide continuar con el embuste y hacer creer a su amo que esas horribles damas son Dulcinea y dos de sus doncellas. Don Quijote se lo cree pero, al contrario que en anteriores episodios, empieza a dar muestras de una evolución en su locura, ya que no deja de repetirle a Sancho: "Yo no veo sino a tres labradoras sobre tres borricos". La astucia de Sancho, a pesar de estas nuevas dificultades para engañar a Don Quijote, funciona.

En el episodio del CABALLERO DE LOS ESPEJOS O DEL BOSQUE se pone a prueba la cordura de Don Quijote, ya que aparece otro anacrónico caballero andante. A pesar de que descubre que se trata del bachiller Carrasco y de un vano intento de que el hidalgo regrese a su aldea, Don Quijote se empeña en que no es más que un encantamiento que le persigue (perseguirá) a lo largo de su última salida. Episodios como el del CABALLERO DEL VERDE GABÁN o la AVENTURA DE LOS LEONES dan paso al descanso de LAS BODAS DE CAMACHO, que retratará a Sancho Panza completamente, y a la AVENTURA DE LA CUEVA DE MONTESINOS, en la que, movido por un delirante escritor , Don Quijote vive una surrealista visión en una cueva próxima a las lagunas de Ruidera.

En una venta (que por primera vez es vista como tal y no como castillo por nuestro protagonista) conocerá a un titiritero que se hace llamar Maese Pedro, pero no es quien dice ser. En sus manos, lectores, está descubrir de quién se trata. Y tras la divertida aventura del BARCO ENCANTADO, acertada parodia del viaje de Palmerín, tiene lugar el encuentro con ciertos duques, que serán los anfitriones de Don Quijote y Sancho Panza durante nada más y nada menos que 27 capítulos. Se trata de un acaudalado matrimonio que, conocedor de la primera parte del libro y de la locura de don Quijote, decide burlarse de nuestros protagonistas durante la estancia en su palacio. Se burlan de los peores defectos de Don Quijorte y de Sancho Panza: la locura del primero, y la avaricia del segundo. Todo el personal del palacio participará en diferentes representaciones creadas exclusivamente para burlarse de sus invitados. Les hacen creer en una profecía sobre Dulcinea del Toboso y consiguen que Sancho Panza vea cumplido su sueño al convertirlo en gobernador de una ínsula.

Cuando abandonan la compañía de los duques, salen con destino a Barcelona. Cervantes aprovecha este nuevo escenario para dar cuenta de la realidad catalana de aquel momento. En esta realidad jugaban un papel clave los bandoleros. Será en Cataluña, por cierto, donde Don Quijote encuentre las verdaderas aventuras tras las que había ido desde que saliera de La Mancha por primera vez. A través de algunos personajes en los que no nos detendremos en este momento, llega a la verdadera aventura en una galera, y descubrimos que el valiente caballero andante siente miedo. Por primera vez se enfrenta a la guerra, a la guerra de verdad. Cervantes rememora aquí lo vivido durante su lucha contra los turcos.

La última aventura antes de regresar a  su aldea es la del CABALLERO DE LA BLANCA LUNA, una nueva estrategia del bachiller Sansón Carrasco para lograr que Don Quijote regrese a casa. Esta vez sale bien. El Caballero de la Blanca Luna gana a Don Quijote y éste regresa a su aldea para morir. Las últimas palabras de Don Quijote son para reconocer que los detestables libros de caballerÍas le habían quitado la cordura, y para, desde su nueva condición de hombre sensato, legar sus bienes.



Si estas entradas pecan de parcas es porque he querido acercarles lo más esencial de la historia de Don Quijote para que ustedes mismos completen los datos y las aventuras que dejé atrás o en las que profundicé poco leyendo esta novela, o en su caso releyéndola. Les aseguro que es una lectura que deja un fantástico sabor de boca, protagonizada por unos personajes entrañables que nos harán reír sin duda, y con los que empatizaremos desde el primer capítulo. Les invito a comentar, y les emplazo a las siguientes entregas de esta serie en la que nos acercamos a Cervantes y a su obra para conmemorar el IV Centenario de la segunda parte de la historia de Don Quijote de la Mancha.

4 comentarios:

  1. Me encanta el nombre de tu blog, y el encabezado, es genial jajajaja *.*

    Te sigo desde el tag de Be Bloggera Blogs en facebook, espero verte por mi blog :)

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola guapura! Acabo de encontrar tu blog por casualidad y me a encantado, me voy a quedar aquí para seguir tus publicaciones.
    Aprovecho y te invito a conocerme y animarte a seguirme.
    Un besazo enorme
    enatiam.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Pues te doy la bienvenida a mi blog, y te doy las gracias por seguirlo. Estos días me pondré con un par de publicaciones pendientes. Espero que sigas encontrando cosas que te interesen. Un saludo.

      Eliminar