domingo, 21 de diciembre de 2014

JETA DE CEMENTO diciembre 2014

Pues burla burlando hemos llegado a nuestro último premiado de este año. Las noticias no hacen sino brindarnos candidatos para que tengamos que rompernos la cabeza seleccionando solamente uno. Por ejemplo, Cospedal ha tenido la desfachatez de asegurar que la corrupción es patrimonio de todos, y según Mariano Rajoy éstas serán las primeras navidades de la recuperación. Sospechosos habituales. Eternos candidatos. Además, Ana Mato, después de tener que dimitir por su vinculación con una trama de corrupción, de traer el ébola a Europa, y de alargar la agonía de los enfermos de hepatitis C hasta su muerte negándoles el único medicamento que les puede ayudar con su enfermedad, encuentra un curro estupendo (poca responsabilidad y mucha pasta). 

Pero este último mes del año se ha abierto el sumario del caso del genuino Little Nicky, y es muy complicado competir con tanta maestría y con tanto morro. Por tanto, el ganador del premio JETA DE CEMENTO de diciembre de 2014 es... EL PEQUEÑO NICOLÁS (o Fran el del CNI, como quieran llamarlo)

Y sí, de todas ésta es mi imagen favorita. 
Muchas mentiras, algunas verdades escandalosas que dejan en evidencia a empresarios, concejales o miembros del gobierno, un ego enorme, un carácter megalómano fuera de toda duda, y mucha jeta son la carta de presentación de este jovencito. Todo un personaje.

Empezamos a tener noticias de él hace unas semanas, y desde entonces las pantallas y periódicos se llenaron de fotos en las que aparecía custodiando y acompañando a personajes relevantes del panorama político y del entorno empresarial más VIP. Le mirábamos sorprendidos pensando: "¿De qué va este crío?" Parece que lo más lógico sería pensar que este muchacho tiene un profundo trastorno narcisista de personalidad y que es un megalómano de aúpa. Pero lo peor de todo es que algunas de las cosas que afirma parecen ciertas. De hecho le hemos visto en un coche oficial camino de Ribadeo para una cita de negocios, y en la proclamación del rey. Nada más y nada menos.

Pronto el circo empezó a crecer y crecer con la aparición de su amiga la "Pechotes", una habitual de la noche madrileña que aseguraba que Fran es un tío estupendo incapaz de hacer todo aquello de lo que empezaban a acusarle. La Pechotes dixit. Después vinieron sus apariciones en la prensa, en las que nuestro premiado se encargaría de dar nombres y apellidos para sembrar la duda entre los ciudadanos y el pavor entre algunos cargos importantes en Madrid. Los comunicados se sucedieron, incluso provenientes del CNI o de la Casa Real, negando cualquier tipo de relación con el Pequeño Nicolás. Le escuchamos decir que desde esta última requirieron sus servicios para salvarle el culo a la hija del Rey, que tenía (tiene, tendrá) las manitas sucias. Y también nos contó que, de no haber sido detenido, el 9N no hubiera sido ningún problema porque él, cual Capitán España, hubiera evitado cualquier votación por simbólica que ésta fuera.

Seguimos a la espera de su declaración ante el juez, pero aún sin saber qué dirá en el juzgado nos arriesgamos a concederle este galardón aunque sólo sea por los momentos de estupor y diversión que nos brindó en este último mes. Quedan muchas cosas por averiguar: para qué usaba (además de para hacer trampa en la selectividad) su documentación falsa, si los padrinos que tenía también eran inventados, cómo conseguía moverse en coches oficiales, cuál es su relación concreta con el CNI, por qué se movía por las FAES como Pedro por su casa...

Para terminar, me gustaría plantear dos preguntas fundamentales al respecto.

1.- Se supone que la madre de este personaje, afiliada al PP de toda la vida, fue quien introdujo a la criatura en los círculos de poder en los que tan bien supo moverse. ¿No tiene nada que decir esta mujer?

2.- ¿Por qué ninguno de los empresarios y cargos políticos con los que trataba este crío nunca sospecharon que había gato encerrado? ¿Por qué vieron normal que este chiquillo fuera enlace de instituciones nacionales como el CNI? ¿Acaso la élite intelectual y económica de este país es tan idiota?

Y una tercera para los que nos leen desde otros países.

3.- ¿Creen que esto podría pasar en un sitio que no se llamara España? Desde aquí, vemos este asunto con absoluta perplejidad, y ni siquiera nosotros podemos evitar que se nos escape una o dos decenas de carcajadas si lo pensamos con el detenimiento suficiente. ¿Cómo se ve esto desde fuera?

El año que viene, por desgracia, más premiados. ¡Felices fiestas!


No hay comentarios:

Publicar un comentario