martes, 22 de abril de 2014

Se acercan las elecciones europeas

Así que tengan presente más que nunca las Leyes de Cipolla.

1.- Siempre e inevitablemente cualquiera de nosotros subestima el número de individuos estúpidos en circulación.
2.- La probabilidad de que una persona dada sea estúpida es independiente de cualquier otra característica propia de dicha persona. 
3.- Una persona es estúpida si causa daño a otra persona o grupo de personas sin obtener ella ganancia personal alguna, o incluso peor, provocándose daño a sí misma en el proceso.
4.- Las personas no-estúpidas siempre subestiman el potencial dañino de la gente estúpida; constantemente olvidan que en cualquier momento, en cualquier lugar y en cualquier circunstancia, asociarse con individuos estúpidos constituye invariablemente un error costoso.
5.- Una persona estúpida es el tipo de persona más peligrosa que pueda existir. 

Las leyes fundamentales de la estupidez humana, Carlo Maria Cipolla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario