domingo, 27 de abril de 2014

El año del diluvio, de Eduardo Mendoza

Mi afán por completar la lectura de todas las obras de Mendoza  me llevó a adentrarme en la historia que nos dejó escrita en El año del diluvio. Y fue sencillo, ya que es una lectura rápida ( en solo dos días devoré esta pequeña novela), sencilla y muy amena.

Una de las cosas que más me gusta de este autor son sus prólogos. En ellos, lejos de cualquier enfoque de teoría literaria, nos cuenta la historia de la historia que vamos a leer. Conmueve la relación que el novelista establece con sus personajes, su localización y su trama. El año del diluvio conserva formalmente mucho de la obra de teatro que en principio iba a ser: su carácter dialogado, sus escenarios escasos, el reducido número de personajes...

El autor catalán logra en esta ocasión acercarse a un personaje complejo a través de una perfecta disección psicológica: una monja que atraviesa una crisis de fe de consecuencias imprevisibles, que le hará vivir una serie de episodios en los que sus votos quedan pisoteados para ser, más tarde y con tierra de por medio, renovados con sinceridad. Pierde la inocencia al salir de su entorno religioso, y rebasa algunos límites poniendo su fe contra las cuerdas. La evolución de este personaje y de sus emociones nos mantiene alerta a lo largo de las páginas.

La historia está ambientada en la Cataluña de los cincuenta del siglo pasado, es decir, en años complicados de posguerra y rencores entre vencedores y vencidos. Otro personaje, de breve aparición (apenas un capítulo) pero determinante, servirá para que Mendoza se posicione  respecto a este momento histórico tras un  intenso periodo de documentación previo a la redacción de la novela. Nos referimos a un maquis del que no desvelaremos más que este breve fragmento:

"Las leyes están hechas por los ricos para tener a raya a los pobres y conservar sus privilegios. A los ricos no les importa que la ley sea severa, porque no teniendo necesidades, tampoco tienen motivos para quebrantarla; es fácil ser millonario y decir: cien años de cárcel al que roba diez cochinos duros. Los jueces y los policías están al servicio de los ricos, y de la santa madre iglesia, mejor no hablar"

Vale la pena descubrir este personaje, así como a  la atribulada historia de sor Consuelo. Así que invitados quedan.





jueves, 24 de abril de 2014

El mundo al revés

¿Qué hemos hecho mal para que Bob Dylan sea usado como reclamo publicitario de un banco? ¿Qué hemos hecho mal?

miércoles, 23 de abril de 2014

Leer os salvará

No es este aguacate muy dado a celebrar determinados eventos que cada año apestan más a negocio, pero a pesar de todo me gustaría ofrecerles una recomendación literaria de lo más divertida y vigente para este Día de el Libro. Se trata de el título ¿Cómo acabar de una vez por todas con la cultura?, de Woody Allen. Es una recopilación de pequeños relatos en los que el principal objetivo es desmitificar  todo aquello que conforma nuestra cultura actual, y que con los años hemos convertido en sagrado. Nada como la corrosiva ironía de Woody Allen para acabar, en menos de tres sencillas páginas, con intocables como el psicoanálisis, la filosofía o  los libros de biografías. Comparto con quien se acerque a esta entrada el principio de la historia que dedica a la mafia, y espero que les interese también acercarse a la obra completa. Merece la pena sin duda.

"No es ningún secreto que el crimen organizado se lleva en América más de cuarenta mil millones de dólares al año. Se trata de un beneficio bastante respetable sobre todo si se tiene en cuenta el hecho de que la Mafia dedica muy poco a gastos de oficina. Fuentes bien informadas indican que la Cosa Nostra gastó menos de seis mil dólares el año pasado en papel de correspondencia personal y aún menos en grapas. Además, tienen una sola secretaria que hace todo el trabajo de mecanografía y solo tres habitaciones pequeñas en la oficina central que comparten con el Estudio de Danza Fred Persky.
El año pasado, el crimen organizado fue responsable directo de más de cien asesinatos, y los mafiosi participaron de forma indirecta en otros cientos más, ya sea prestando dinero para el transporte en vehículos del servicio público o guardándoles los abrigos mientras iban por ahí a pegar tiros. Otras operaciones ilícitas llevadas a cabo por miembros de la Cosa Nostra fueron el juego, el tráfico de drogas, la prostitución, secuestros, usura y, violando fronteras estatales, el transporte de un inmenso pez rojo con fines pornográficos. Los tentáculos de este corrupto imperio alcanzan al mismo gobierno. Hace solo unos pocos meses, dos jefes de banda con juicios federales pendientes pasaron la noche en la Casa Blanca y el presidente durmió en el sofá."

martes, 22 de abril de 2014

Se acercan las elecciones europeas

Así que tengan presente más que nunca las Leyes de Cipolla.

1.- Siempre e inevitablemente cualquiera de nosotros subestima el número de individuos estúpidos en circulación.
2.- La probabilidad de que una persona dada sea estúpida es independiente de cualquier otra característica propia de dicha persona. 
3.- Una persona es estúpida si causa daño a otra persona o grupo de personas sin obtener ella ganancia personal alguna, o incluso peor, provocándose daño a sí misma en el proceso.
4.- Las personas no-estúpidas siempre subestiman el potencial dañino de la gente estúpida; constantemente olvidan que en cualquier momento, en cualquier lugar y en cualquier circunstancia, asociarse con individuos estúpidos constituye invariablemente un error costoso.
5.- Una persona estúpida es el tipo de persona más peligrosa que pueda existir. 

Las leyes fundamentales de la estupidez humana, Carlo Maria Cipolla.

sábado, 19 de abril de 2014

Apología de la violencia contra las mujeres

No hace mucho fui testigo de una agresión a una mujer. El hombre que le estaba agrediendo, presuntamente  su pareja, profería una y otra vez alguna de las palabras que  aparecen en el texto del que les hablaré en estas líneas. Y lo hacía mientras le golpeaba sin piedad y le destrozaba la casa. Dos puertas más allá de este drama,  desde la seguridad de mi domicilio y teléfono en mano para contactar con la policía, no podía evitar temblar con cada golpe que oía, y me estremecía con cada insulto que escuchaba. Hoy, tiemblo igualmente al leer una especie de artículo que invita a los lectores de www.noticiacanria.com a que perfeccionen su técnica de maltrato verbal con este titular como reclamo: “Las cinco palabras con que más hieren a las mujeres – APRÉNDETELAS”.
Esta web tiene un sitio en Facebook llamado Islas Canarias. En la información sobre este grupo se nos indica que su misión es servir de encuentro a todos los amantes del archipiélago canario y compartir contenido que pueda ser de interés para todos aquellos que tengamos que ver con las islas. Al administrador se le olvidó mencionar que también pretende hacer apología de la violencia contra las mujeres. Algunos de sus seguidores se mostraron entusiasmados con la publicación (no sé cómo debe leerse sino que esa “noticia” haya obtenido de algunos seguidores un favorable “me gusta”), y esto me preocupa aún más. Es decir, que un impresentable publique basura de este tipo tiene delito, pero que encima se le rían las gracias y estas propuestas de conducta sean aplaudidas me aterra. Ojalá ninguno de ellos sea padre jamás.
 Quizá la pareja de mi vecina haya leído estas líneas y esté reflexionando sobre cómo pulir su estilo de maltrato verbal para la próxima ocasión en que decida, soberano, pegarle una paliza; o el infeliz que el otro día quemó viva a su pareja en Tenerife  haya encontrado en estas palabras el impulso necesario para cometer su delito. Ahora, por cierto, esta mujer está en Sevilla curándose las heridas que le provocó el maltratador que nos ocupa, mientras que éste quizá se lamente de que la muy “perra” (con perdón de los cánidos, como podemos leer en el artículo de marras) aún sigue viva.
No intenten, por cierto, denunciar que esto circule por internet a los responsables de la red social en la que apareció esto publicado. Quien suscribe ya lo hizo y obtuvo por respuesta que el contenido denunciado no atenta contra las normas comunitarias de Facebook ni contra ningún usuario que pueda leer esa noticia. Seguiremos buscando más lugares en los que denunciar, a ver si damos con alguien a quien esto ofenda tanto como a nosotros. No dejen de intentarlo con las herramientas que tengan a su alcance. Les dejo el link para que lean el contenido completo.

lunes, 14 de abril de 2014

Feliz día de la REPÚBLICA

Si logramos llegar a la tercera, volveremos a esto que nos quitaron.

TÍTULO III, CAPÍTULO II, ARTÍCULO 48: "(...) La enseñanza será laica, hará del trabajo el eje de su actividad metodológica y se inspirará en ideales de solidaridad humana. Se reconoce a las Iglesias el derecho, sujeto a la inspección del Estado, de enseñar sus respectivas doctrinas en sus propios establecimientos."

Los maestros en las escuelas con sus alumnos, y los curas en sus iglesias con sus creyentes. Tan sencillo y tan honesto...

¡A POR LA TERCERA!