jueves, 10 de octubre de 2013

Pobres no, gracias

El ayuntamiento de Benidorm se ha propuesto que no haya pobres en las calles, y el de Madrid se apunta a esto de limpiar la ciudad anunciando una ordenanza municipal que prohibirá, entre otras cosas, acampar en Sol, pedir limosna en la puerta de centros comerciales, y hacer malabares en los semáforos. Y es que no hay nada más antiestético y que atente tanto contra la marca España como la pobreza.

Esta noticia coincide con los datos sobre los beneficiados por todo esto de la crisis, que los hay. Los ricos en España aumentan un 13% desde el inicio de la crisis, y el 1% más adinerado de la población mundial posee el 46% de la riqueza global. Para ellos construimos amnistías fiscales, y a los que venden pañuelos les multamos. Así es España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario