sábado, 19 de octubre de 2013

Nueva ley de educación

Ya está todo dicho sobre esta ley: nace sin consenso y para muchos es elitista e injusta. Cuantos más datos conozco sobre la misma, más viene a mi memoria aquel poema del gran Ángel González del que muchos días repetí versos al ver determinados personajes que pululaban por mi facultad. Afortunadamente eran pocos, pero Wert fomenta que se hagan con las aulas. A los que se dejen caer por aquí les dejo el poema,  a ver qué les parece. Se titula "Eruditos en campus", y lo pueden encontrar en Prosemas o menos (Ediciones Hiperión, Madrid, 1985), una obra que recoge la producción escrita por este genial poeta entre 1977 y 1984. 

ERUDITOS EN  CAMPUS

Son los que son.

Apacibles, pacientes, divagandoen pequeños rebañospor el recinto ajardinado, vedlos.O mejor, escuchadlos:

mugen difusa ciencia,comen hojas de Plinioy de lechuga, devoran hamburguesas,textos griegos,diminutos textículos en sánscrito, y luegoferitlizan la tierracon clásicos detritus: alma mater.

Si eructan,un erudito dictumperfuma el campus de sabiduría.

Si, silentes, meditan,raudos, indescifrables silogismos,iluminando un universo puro,recorren sus neuronas fatigadas.
Buscan- la mirada perdida en el futuro-respuesta a los enigmaseternos:

¿Qué salario tendré dentro de un año?¿Es jueves hoy? ¿Cuántotardará en derretirse tanta nieve?

No hay comentarios:

Publicar un comentario