sábado, 16 de marzo de 2013

Zas, en toda la boca

El ministro Cirstóbal Montoro y su enorme boca acaban de perder el poco crédito que alguna vez haya podido tener. Después de haber acusado a media humanidad, tirando la piedra y escondiendo la mano, por supuesto, de no pagar impuestos, su partido no es capaz de entregar una sencilla documentación imprescindible, por otro lado, para dejar de hacer el ridículo ante la justicia y la opinión pública. La bandera de la transparencia no cubre al PP. ZAS, EN TODA LA BOCA. Y es que tanta chulería, además de ser de un gusto terrible, barriobajero y quinqui,  no presagiaba nada bueno. Ya se sabe: dime de qué presumes y te diré de qué careces. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario