sábado, 9 de febrero de 2013

¡Qué divertido es ver a los miembros del PP dar explicaciones! Pobres ignorantes: ni explicarse saben. Solamente hace falta un poquito de criterio para aparcar la rabia que provoca que una idiotizada España haya seleccionado a dirigentes tan paletos, y carcajearse con los despropósitos lingüísticos de estos infelices. Sin entrar en el parpadeante ojo de Rajoy (delatador al máximo), creo que se lleva la palma el ya clásico "No me consta" de Cospedal. Aunque también son interesantes las respuestas chulescas de Montoro diciendo que presentará sus declaraciones de hacienda (roben y declaren, señores). No hacen mal, al parecer, en tomarnos por idiotas: debemos serlo si es que a estas alturas de la película aún no hemos tomado las riendas. Porque si nos conformamos con una delcaración jurada ante la actual tesorería del propio partido para dar por zanjado el asunto, entonces es que no solamente tenemos lo que nos merecemos, si no que somos peores que ellos. ¡Qué país!

Lee la noticia y aumenta tu cabreo

No hay comentarios:

Publicar un comentario